practicar el sadomasoquismo

Las mejores webs porno

LAS MEJORES PAGINAS PORNO

Las mejores webs porno
Vaya al Contenido

practicar el sadomasoquismo

Directorio de Paginas X
Publicado en NOVEDADES · 23 Abril 2020

Esta es una de las tendencias más popular en los últimos años, el sadomasoquismo es una práctica sexual que usa el dolor y la dominación para conseguir placer, pero siempre y cuando se reconozcan los límites, no tiene nada de malo experimentarlo.  

¿Qué es el sadomasoquismo?
Es una tendencia sexual que utiliza el dolor y la dominación, incluso la humillación, para alcanzar un alto nivel de placer. El término Sadomasoquismo viene de dos procesos: sadismo y masoquismo.
El sadismo, se define a partir del nombre del Marqués de Sade y consiste en infligir sufrimiento al objeto de su deseo para llegar al placer. El masoquismo, por el contrario, consiste en recibir y necesitar el sufrimiento para alcanzar el mismo placer. La pareja, por lo tanto, establece una relación de dominante/dominado, en la que la puesta en práctica de violencia verbal y servicios corporales les va a proporcionar una satisfacción intensa.

Las practicas
Con el uso de esposas, e incluso de látigos, es una forma de animar la vida sexual, el verdadero sado está en otro nivel. Para empezar, necesita una escena particular. Cada miembro se viste con prendas que definen su estatus y utiliza diversos instrumentos: máscaras, esposas, cuerdas o cadenas, látigos, fustas... El “maestro” se entrega a todo tipo de rituales para someter a su “esclavo”.
En un grado de humillación, podrá obligar a su pareja a hacer posturas desagradables, atarla para dominarla mejor, utilizar la violencia verbal  e infligirle torturas físicas: flagelación, inserción de objetos en las mucosas, vagina, ano, boca, etc. En casos extremos del sadomasoquismo pueden llevar a mutilaciones severas, como piercings, tatuajes, incluso quemaduras y sacrificios.
¿Cómo practicarlo de forma segura?
1. Privatizar: ¿Sabías que si tu chico no ve ni escucha, sus sensaciones corporales aumentan? Comienza con una venda en sus ojos y un juego. El amo (la mujer) acaricia al sumiso y le deja saber qué fantasía se le apetece en ese momento. Hazlo sufrir tanto como desees.
2. Inmovilizar: Quien ata, no es necesario que lo haga con dolor. En el caso de los novatos, bastará la sensación de no desamarrarse. Como precaución, ten cerca unas tijeras escolares en caso de que el atado se agobie.
3. Azotes: ¿Quieres ir más allá? Empieza con algunas nalgadas suaves. Eso sí, antes de comenzar se tiene que acariciar la zona para relajar a tu pareja. Luego podrás castigar. El objetivo es que quien recibe se relaje, así la sangre se concentrará en la zona y  aumentará la excitación. El placer no está en la fuerza, sino en ese juego, que se puede acompañar con caricias genitales. En tanto, ambos deben estar conscientes y de acuerdo con esta técnica.
4. Seguridad: Lleguen a un acuerdo sobre la palabra que usarán para pedir que la otra persona se detenga, en caso de parar. Si el sumiso la usa, el amo se detiene inmediatamente. Tiene que ser una palabra código.
Un último consejo: deben empezar por algo sencillo, de menos a más y sean positivos asumiendo que se trata de probar, errar, probar y acertar. Y descubriros como pareja.

¿Cuáles son los límites?
A pesar que en la actualidad parece irrefutable la individualidad sexual y que esta puede permitirse todo bajo pretexto de que forma parte de la intimidad. Es aquí donde llega el límite: aunque el sadomasoquismo se base en una relación dominante-dominado, esta práctica no puede infligirse sin el consentimiento de la otra persona. En ese caso, se trataría de una agresión y la víctima tendría derecho y debe denunciar por agresión sexual o a su integridad física.




Todavía no hay reseñas.
0
0
0
0
0
Indique su voto:
Regreso al contenido